Champú sin sal: una limpieza profunda y delicada

Habrás escuchado muchas veces este concepto, pero realmente sabes ¿qué significa?
¿Para qué usarlo? ¿Qué beneficios aporta a tu cabello?
Todo lo que tienes que saber para cuidar y preparar tu cabello con un champú sin sal, aquí, en este Post.

Champú sin sal- una limpieza profunda y delicada

El Champú sin sal ¿Qué es?

El Champú sin sal es un producto de limpieza capilar que promueve una limpieza profunda y delicada de nuestro cabello. La gran diferencia con los champús tradicionales es que estos incluyen sales del ácido sulfúrico y cloruro de sodio (sal común) que generan un extra de espuma y espesor, pero limpian tu cabello de forma más agresiva, incluso eliminado parte de su hidratación natural dejando una sensación de sequedad.

El champú sin sal, en cambio proporciona una limpieza profunda, suave, delicada, respetando la estructura natural de tu cabello: conserva los aceites naturales y la queratina.

¿Para qué usar el champú sin sal?

Si tienes el cabello ondulado, con rizos, reseco, dañado o bien con tendencia a encresparse el champú sin sal es tu nuevo aliado, estos tipos de pelo necesitan productos que permitan mantener la hidratación natural del propio cabello. Este producto revitaliza nuestro cabello en cada lavado ayudándonos a que recupere de forma progresiva su suavidad, flexibilidad y fuerza.

¿En qué se diferencian el champú sin sal y el champú sin sulfatos?

Aunque a veces nos parecen lo mismo, el champú sin sal y el champú sin sulfatos no son exactamente lo mismo.

El Champú sin sal no contiene cloruro de sodio (sal común), en cambio el champú sin sulfatos carece de lauril sulfato de sodio, que es otro tipo de sal. Así que se trata de dos productos que carecen de un tipo de sal concreta, aunque es habitual poder encontrar champús sin sal y sin sulfatos a la vez y viceversa.
El champú sin sal es el que se recomeinda para mantener los efectos de los tratamientos de queratina, botox y alisados. El champú sin sulfatos se recoienda en casos de alergias o por simple preferencia de la consumidora.

¿Qué beneficios aporta a tu cabello?

Usar con frecuencia un champú sin sal tiene una serie de ventajas que te encantarán:

  • Garantiza una mayor duración de los tratamientos de alisado, queratina y Botox capilar. Al ser un champú más respetuoso permite que los tratamientos de restauración se mantengan en tu estructura capilar más tiempo, con otros champús tradicionales, en cambio, en cada lavado arrastras los aceites y nutrientes que han aportado estos tratamientos en tu melena.
  • Evita la irritación del cuero cabelludo.
  • Es ideal para cabellos secos, ayuda a que los cabellos se mantengan humectados y los fortalece para sostener los daños ocasionados por rayos solares, planchas o secadores.
  • Elimina el Frizz gradualmente. El champú sin sal devuelve a nuestro cabello una apariencia cada vez más saludable e hidratada.

Empresa Guillem domingo, 29 de noviembre de 2020

wai!