Cómo mantener tu pelo liso después de un tratamiento de keratina

Una vez que hemos conseguido que nuestra cabellera esté completamente lisa, es normal que surja alguna que otra preocupación, ese miedo a que el efecto liso sea de corta duración, en especial los que se han logrado con el uso de un tratamiento de keratina.

cómo mantener tu pelo liso después de un tratamiento de keratina

Mantener el pelo liso todo el día después del tratamiento de keratina

Como ya sabemos, el tratamiento de keratina es un tratamiento capilar ideal para dominar los cabellos rebeldes, esos que necesitan de control y de todo el cuidado que le podamos brindar. El pelo, como uno de los elemento más importantes de nuestro cuerpo, necesita de atenciones para prolongar los beneficios de determinados productos. Tratamientos como la queratina, ayudan a que nuestro pelo permanezca hidratado frente a los contratiempos que puedan presentarse en nuestra rutina diaria. Exponernos a los rayos solares con frecuencia, al cloro que contiene el agua con la que nos aseamos, entre otros factores, hace que las fibras capilares vayan perdiendo los compuestos del tratamiento. Nuestra cabellera es propensa a maltratarse y a perder el alisado de keratina si no se mantiene, más aún cuando no se emplean las medidas que suelen recomendarse. Debemos tener en cuenta que para mantener el liso de nuestro pelo, es ideal seguir una serie de consejos que nos ayudarán a prolongar los resultados del tratamiento de keratina.

Productos para mantener el alisado

La clave del éxito en temas de tratamientos de belleza para el pelo, está en las alternativas que se utilizan para su mantenimiento. Enfocándonos en el alisado, el comprar los productos adecuados es fundamental para hacer que el liso dure más tiempo. Por eso, debes tener presente los siguientes componentes en los productos que utilizarás:
  • Shampoo con un PH neutro, producto generalmente conocido como champú sin sal. Este ayudará a que la keratina continúe en las fibras capilares después de cada lavada.
  • Acondicionadores, especialmente que contengan keratina, de manera que faciliten el trabajo de volver manejable el cabello una vez lavado, evitando así enredos y quiebres en las hebras.
  • Protectores solares y/o protectores térmicos que sirvan para resguardar la fibra capilar de altos niveles de calor de secadores y planchas, así como también del contacto con la luz solar.
  • Ampollas capilares a base de arginina, y otros componentes naturales.

Alarga la duración de tu pelo liso siguiendo con estos consejos:

Es importante tener presente que los hábitos de aseo e higiene en nuestro cabello tienen que persistir. La frecuencia del lavado de la cabellera variará de acuerdo al tipo de pelo que poseamos. Las cabelleras con niveles grasos más elevados deben lavarse de dos a tres veces por semana utilizando shampoo sin sal. Al terminar será ideal aplicar al menos un poco de acondicionador y dejar secar al natural. Podrás utilizar secador si lo prefieres pero te darás cuenta que ya ese truco no será tan necesario para tener el pelo liso y bajo control. Por otro lado, para las melenas que son más secas, lo recomendable es lavarlo una vez por semana, asegurándose de utilizar productos ricos en keratina de manera que la hidratación permanente sea totalmente garantizada. Solo con una buena hidratación los efectos del tratamiento de keratina podrán ser más duraderos. De igual forma, si contamos con un cabello que no es ni muy seco ni muy graso, la frecuencia del lavado puede variar de una a dos veces por semana de acuerdo a la actividad física que realicemos en nuestras rutinas. En este caso el uso de cremas hidratantes entre otros productos, ha de ser moderado. Mantén tu melena cada vez más bella y saludable, luciendo un liso de ensueño después de acceder a nuestros tratamientos de keratina.
No hay comentarios.